Lorem ipsum dolor sit amet gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci. Proin gravida nibh vel veliau ctor aliquenean.
+01145928421
mymail@gmail.com
  • No products in the cart.
Buscar

Charquicán: Delicias Andinas en un Plato Reconfortante

Charquicán: Delicias Andinas en un Plato Reconfortante

El charquicán es un plato tradicional de la gastronomía chilena y peruana que se caracteriza por ser reconfortante, sabroso y versátil. Su nombre proviene de la palabra quechua “charqui”, que hace referencia a la carne deshidratada de vacuno que originalmente se utilizaba en la receta. A lo largo de los años, el charquicán ha evolucionado para adaptarse a diferentes ingredientes y gustos regionales, convirtiéndose en un plato emblemático en la cocina de ambos países.

Receta del Charquicán paso a paso

Plato: Tradicional AndinaCocina: ChilenaDificultad: Fácil
Porciones

4

personas
Tiempo de preparación

20

minutos
Tiempo de cocinado

40

minutos
Calorías

250

kcal
Tiempo total

1

hora 

El charquicán tiene sus raíces en la región andina de Sudamérica, con presencia destacada en la gastronomía de Chile y Perú. Su origen se remonta a la época precolombina, donde la carne de res se secaba al sol para conservarla durante largos períodos. Esta carne deshidratada, conocida como "charqui" en quechua, era un alimento fundamental para las comunidades indígenas de la región, ya que proporcionaba una fuente de proteínas durante los meses de escasez.

Con el tiempo, el charqui se convirtió en un ingrediente esencial en la cocina andina, y se incorporó a diversas recetas, entre ellas el charquicán. La receta original incluía charqui desmenuzado, combinado con papas, verduras y hierbas locales, creando un plato nutritivo y sustancioso. A medida que la influencia colonial española se extendió por la región, el charquicán fue adaptándose con ingredientes y técnicas culinarias europeas, dando lugar a diversas variantes a lo largo de los siglos.

Ingredientes

  • 500 gramos de carne de res picada

  • 2 cucharadas de aceite vegetal

  • 1 cebolla grande, picada

  • 2 dientes de ajo, picados

  • 2 zanahorias, cortadas en cubitos

  • 2 papas medianas, peladas y cortadas en cubitos

  • 1 taza de arvejas

  • 1 taza de choclo en grano

  • 2 tomates medianos, pelados y picados

  • 2 tazas de caldo de carne

  • Sal y pimienta al gusto

  • 1/2 taza de hojas de cilantro fresco, picadas (opcional)

  • 4 huevos (opcional)

Instrucciones

  • En una olla grande, calienta el aceite a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y el ajo, y cocina hasta que estén dorados.
  • Agrega la carne picada y cocina hasta que esté dorada y cocida por completo.
  • Añade las zanahorias, las papas, las arvejas y el choclo. Revuelve bien para combinar todos los ingredientes.
  • Vierte el caldo de carne sobre la mezcla y lleva a ebullición. Reduce el fuego a medio-bajo, tapa la olla y cocina a fuego lento durante unos 30 minutos o hasta que las verduras estén tiernas.
  • Agrega los tomates picados y cocina por otros 5 minutos.
  • Sazona con sal y pimienta al gusto. Si lo deseas, puedes agregar hojas de cilantro fresco picadas para darle un toque de frescura.
  • Si decides añadir los huevos, haz un pequeño espacio en el charquicán y coloca los huevos en la olla. Tapa y cocina por unos minutos hasta que los huevos estén cocidos a tu gusto.
  • Sirve el charquicán caliente, acompañado de arroz blanco si lo deseas.


Notas

  • Hoy en día, las enchiladas son un plato icónico en la gastronomía mexicana, presente en todas las celebraciones y ocasiones especiales. Su popularidad ha trascendido fronteras, convirtiéndose en un plato reconocido y apreciado en todo el mundo. Ya sea disfrutadas en la comodidad del hogar o en restaurantes mexicanos alrededor del globo, las enchiladas siguen deleitando paladares con su combinación única de sabores y su arraigada historia culinaria.
  • El charquicán es un plato reconfortante y delicioso que refleja la rica tradición culinaria de Chile y Perú. ¡Anímate a prepararlo en casa y disfrutar de su sabor único! No olvides compartir esta receta con tus amigos y familiares para que también puedan disfrutar de este clásico platillo. ¡Buen provecho!

Post a Comment